Botox cara completa

El tratamiento con Toxina Botulínica es uno de los más utilizados a nivel mundial para conseguir la mejoría temporal de las arrugas cutáneas moderadas y graves del tercio superior de la cara, mediante la atenuación de la contracción de los músculos faciales que producen las arrugas dinámicas.

El tratamiento se lleva a cabo a través de la inyección en el músculo por medio de filtraciones con una aguja muy fina. La toxina botulínica no produce un efecto instantáneo sobre los músculos que se pretende paralizar, su efecto se comienza a evidenciar hacia los 3-4 días, para alcanzar su efecto total hacia los 7-14 días de la inyección. El efecto de este producto no es permanente, su duración varía dependiendo de la dosis administrada, del tamaño y fortaleza del músculo a tratar y de factores personales.

Comments are closed.